LAS FECHAS A TENER EN CUENTA EN LA DECLARACIÓN DE LA RENTA 2016

ScreenClip[11]Este mes de abril comienza la campaña de la Declaración de la Renta 2016. Tenemos una importante novedad este año en cuanto a su tramitación y es que desaparece el programa PADRE para confeccionar la declaración, siendo sustituido por la plataforma Renta Web, a la que se puede acceder desde la página de la Agencia Tributaria. En próximas entradas profundizaremos sobre este tema.

Hoy quiero exponer esquemáticamente las fechas más importantes que debemos tener en cuenta para esta campaña. Cabe destacar que continúa la tendencia de estos últimos años de ir adelantando cada vez más el inicio de la presentación de la declaración (el año pasado fue el 7 de abril y este año será el día 5).

Estas son las fechas clave a tener en cuenta para la Renta 2016:

Día 5 de abril de 2017: Desde este día ya se pueden presentar por internet las declaraciones de renta confeccionadas con Renta Web, así como confirmar y modificar el borrador por vía electrónica.

También desde este día se puede solicitar el número de referencia para obtener el borrador y datos fiscales.

Día 4 de mayo de 2017: Se puede pedir cita previa para confección de declaraciones y confirmación del borrador por parte de la propia Agencia Tributaria.

Día 11 de mayo de 2017Comienza el plazo para la presentación de la declaraciones en las oficinas de la Agencia Tributaria y en entidades colaboradoras.

Día 26 de junio de 2017Último día para presentar las declaraciones y confirmación de borradores con resultado a ingresar cuando se opte por la domiciliación bancaria del pago.

Día 30 de junio de 2017Último día para presentar la declaración de la Renta en todos los demás casos: declaraciones con resultado cero, a devolver o a ingresar sin domiciliación bancaria del pago.

El plazo para confeccionar la declaración es amplio (prácticamente tres meses) pero, tal como digo cada año, siempre es recomendable no apurar hasta el final con el fin de tener tiempo suficiente para preparar correctamente la declaración, teniendo en cuenta, además, que en aquellos casos en los que el resultado es a devolver, cuánto antes se presente la declaración antes se tramitará su devolución.

Pedro Pablo Maestro.

 

 

 

Publicado en Declaraciones, IRPF | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La inconstitucionalidad de la plusvalía municipal

london-1082180_1920Una reciente Sentencia del Tribunal Constitucional (16 de febrero de 2017) ha provocado un vuelco en la regulación y aplicación del impuesto sobre incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, la conocida como “plusvalía municipal”.

El Tribunal ha declarado inconstitucionales y nulos determinados artículos de la normativa de este impuesto, en concreto aquellos referidos al cálculo de la base imponible ya que actualmente se tributa no sólo cuando efectivamente ha habido un incremento de valor de los terrenos, sino también cuando no se ha producido dicho incremento o incluso si ha habido una disminución de valor.

Con la regulación actual, para calcular el incremento de valor de los terrenos, en el momento de producirse una transmisión se aplican sobre el valor catastral del suelo unos coeficientes que se multiplican por los años de tenencia del bien hasta un máximo de 20. De este modo se está creando, injustamente a mi entender, un incremento ficticio que obliga a pagar el impuesto incluso en el caso de que hubiera habido una disminución del valor real del bien, algo relativamente habitual en los últimos años.

Dada la trascendencia de esta resolución del Tribunal Constitucional y la confusión sobre los efectos que puede conllevar creo conveniente explicar algunos puntos sobre la misma.

1º.- En primer lugar hay que decir que la Sentencia se refiere a la normativa foral de Guipuzkoa. Ha sido el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Donostia quien ha planteado la cuestión de constitucionalidad sobre la regulación que tiene el impuesto en la normativa foral y por tanto sus efectos se limitan inicialmente a dicho ámbito. Los artículos declarados nulos son el 4.1; el 4.2 a) y 7.4 de la Norma Foral 16/1989. No obstante es muy importante precisar que estos artículos coinciden con los de la normativa estatal del mismo impuesto, con lo que no cabe duda que va a tener claros efectos en la normativa común del resto del Estado.

2º.- El impuesto no ha sido declarado nulo en su totalidad. El propio Tribunal Constitucional deja claro que sólo se han declarado inconstitucionales y nulos los artículos reseñados cuando someten a tributación “situaciones inexpresivas de capacidad económica”, es decir, cuando no se ha producido un aumento real del valor del terreno en el momento de la transmisión impidiendo a los sujetos pasivos acreditar esta circunstancia.

Cualquier otro punto de la regulación del impuesto ha quedado fuera de discusión en esta Sentencia, lo cual no impide que no se pueda reclamar en otras situaciones que se consideren injustas, tal como podría ser en los casos en los que sí que se ha producido un incremento de valor aunque muy inferior al resultante de aplicar el método de cálculo de la normativa, tal como en alguna ocasión se ha pronunciado favorablemente algún Tribunal Económico-Administrativo.

3º.- El fallo de la Sentencia es muy claro: declara inconstitucionales y nulos los artículos referidos. En principio esta declaración de nulidad abre la vía para que pueda reclamarse la devolución de aquellos pagos del impuesto efectuados siempre que la liquidación no haya adquirido firmeza. En cualquier caso estimo que el interesado deberá acreditar que no se produjo el incremento de valor por el que tuvo que tributar.

En mi opinión esta Sentencia ha supuesto una ráfaga de aire fresco en una regulación normativa que creaba la injusta ficción de que siempre que se llevaba a cabo una transmisión se producía un incremento de valor del terreno sin que el sujeto pasivo tuviera opción de demostrar lo contrario. Cabe esperar que tras esta resolución se produzca una modificación de la normativa de este impuesto. Habrá que estar atentos a su desarrollo.

Se agradece que de vez en cuando se pongan en valor principios básicos de nuestro ordenamiento jurídico tales como la equidad, el principio de capacidad económica o la tutela judicial efectiva. Una normativa que no atiende escrupulosamente estos principios merece un pronunciamiento como el que se ha producido: su declaración de nulidad e inconstitucionalidad.

Pedro Pablo Maestro.

 

 

Publicado en Agencia Tributaria, Hacienda Local, Plusvalía | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

LOS APLAZAMIENTOS DEL IVA EN 2017

iva_cartela_es_esUna enorme confusión ha creado el Real Decreto-Ley 3/2016 respecto a cómo queda a partir de ahora la cuestión de los aplazamientos, principalmente del IVA, tras su entrada en vigor.

El día 1 de enero de 2017 entró en vigor el artículo 6 de dicho Real Decreto-Ley que viene a prohibir la tramitación de aplazamientos tanto de IVA como de pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades, una medida que de entrada pone en una difícil situación a miles de autónomos y pequeñas empresas que tienen que servirse de dicho mecanismo para poder hacer frente al pago de sus impuestos.

El referido artículo es tajante: “no podrán ser objeto de aplazamiento o fraccionamiento las siguientes deudas tributarias: …f) Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas y g) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades. Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento a que se refieren los distintos párrafos de este apartado serán objeto de inadmisión“.

Esta medida ha causado un gran número de quejas por su puesta en marcha sin prever ningún mecanismo que modere su aplicación sobre todo a los autónomos y pequeñas empresas, que ven como en vísperas de tener que presentar sus declaraciones correspondientes al último trimestre del año 2016 se ven sin opción de solicitar un aplazamiento o fraccionamiento de su deuda en periodo voluntario.

Finalmente, la Agencia Tributaria, una vez iniciada la campaña del cuarto trimestre de 2016, ha dictado una instrucción que ha publicado el día 13 de enero de 2017 en su página web matizando esta cuestión y permitiendo a los autónomos la solicitud de aplazamientos sin necesidad de probar que la deuda no ha sido cobrada siempre que su importe sea inferior a 30.000 €. De este modo cuando la deuda sea inferior a dicha cantidad, la Agencia Tributaria se compromete a tramitar de forma automatizada esas solicitudes.

Hay que tener muy en cuenta que esta nueva interpretación de la norma se va a aplicar sólo a los autónomos (personas físicas), es decir, que por ejemplo las sociedades limitadas seguirán sin poder solicitar aplazamientos de IVA si no demuestran que esas cuotas de IVA no han sido cobradas.

De este modo y en base a la instrucción publicada por la Agencia Tributaria, a fecha de hoy la situación respecto a los aplazamientos de IVA quedaría del siguiente modo:

Regla general: No se admitirán aplazamientos ni fraccionamientos de IVA salvo que se justifique que dichas cuotas no han sido pagadas. En el caso de que se pudiera probar, si la deuda fuera superior a 30.000 € será necesario, además, aportar garantías suficientes.

Regla específica para autónomos: Cuando la deuda de IVA sea inferior a 30.000 €, podrá solicitarse aplazamiento o fraccionamiento sin necesidad de aportar garantía ni justificar que las cuotas de IVA no han sido cobradas (tal como venía sucediendo antes de la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 3/2016). El fraccionamiento tendrá que ser mensual y no podrá superar los doce meses. Cuando la deuda sea superior a los 30.000 €, el autónomo deberá probar que las cuotas de IVA no han sido cobradas para que se tramite su solicitud, que además en este caso podrá ser de hasta un máximo de 36 mensualidades y siempre aportando garantías.

Considero que esta instrucción llega tarde, debería haberse publicado antes del inicio del periodo de presentación de las declaraciones del cuarto trimestre de 2016 para garantizar la tan necesaria seguridad jurídica. Habría sido de desear que antes del uno de enero de 2017 los autónomos hubieran tenido claro cuál iba a ser el criterio de la Agencia Tributaria en relación con los aplazamientos de IVA. Bienvenida sea en cualquier caso la medida si permite a los autónomos solicitar aplazamientos en aquellos momentos en los que su situación económica dificulte en gran medida el pago de la totalidad del IVA en el periodo voluntario. Sin embargo considero que esta medida debía haberse hecho extensiva no sólo a las personas físicas sino también a las pequeñas empresas que funcionan a través de otra forma jurídica. Resulta injusto que una pequeña empresa por el hecho de ser persona jurídica sólo pueda obtener aplazamientos si justifica que no ha cobrado las cuotas de IVA. Esperemos que en un futuro se amplíe esta posibilidad permitiendo que al menos las pequeñas empresas puedan obtener aplazamientos de la misma forma que los autónomos, sea cual sea la forma jurídica que empleen.

Pedro Pablo Maestro.

Publicado en IVA, Recaudación | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

AMPLIACIÓN DEL PLAZO PARA ATENDER REQUERIMIENTOS DE LA AGENCIA TRIBUTARIA

documentos-papel_19-127070Una de las situaciones que más miedo suele provocar a los contribuyentes es, sin duda, recibir una notificación de la Agencia Tributaria y ello con independencia de que se esté al corriente con todas las obligaciones tributarias.

En ocasiones estas notificaciones son requerimientos de los departamentos de Gestión Tributaria para que se aporte determinada documentación en relación con un procedimiento de comprobación. Con esto se pretende que el contribuyente justifique los datos declarados en un determinado impuesto para comprobar que son correctos. Un ejemplo bastante habitual de este tipo de procedimientos son los requerimientos para justificar la deducción por adquisición de la vivienda habitual de la Declaración de la Renta.

Sobre el plazo para atender estos requerimientos es sobre lo que quiero hablar hoy.
Es habitual que el plazo que se nos ofrezca sea de unos DIEZ DÍAS HÁBILES. Este plazo no es aleatorio, trae su razón de ser en el artículo 87.4 del Reglamento general de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria (Real Decreto 1065/2007), que dice que el plazo no podrá ser inferior a diez días. ¿Esto significa que el plazo podría ser superior? Efectivamente, aunque no es lo habitual. Lo que está claro es que nunca podría ofrecerse al contribuyente un plazo inferior.
Si bien habrá quien no tenga dificultad en atender en plazo este requerimiento, también es cierto que en determinadas ocasiones puede resultar complicado obtener toda la documentación requerida en los días indicados (puede que no se disponga, por ejemplo, de los originales requeridos, como podría ser una escritura pública y se necesite tiempo para localizarla o solicitar un copia de la misma).

Para estos casos y con el fin de evitar que llegue la finalización del plazo otorgado sin que podamos atender debidamente el requerimiento, existe la posibilidad de solicitar la ampliación del plazo siempre que se cumplan determinados requisitos:
1º.- Que se solicite antes de los tres días previos a la finalización del plazo que se pretende ampliar.
2º.- Que se justifique la concurrencia de circunstancias que lo aconsejen y
3º.- Que no perjudiquen derechos de terceros.
Si se dan todas estas circunstancias se puede solicitar que el plazo se amplíe hasta un máximo de la mitad del inicialmente fijado. Es decir, que si el plazo inicial era de diez días, se ampliaría en otros cinco días hábiles más.

Una precisión importante respecto a esta solicitud es que si se cumple el plazo inicial fijado sin que se haya contestado expresamente a la solicitud del contribuyente, el plazo se entenderá automáticamente concedido. Únicamente se podría denegar si se notifica expresamente al solicitante antes de la finalización del plazo inicial (los diez días en el caso que estamos hablando).

Por tanto esta posibilidad de ampliar el plazo para atender requerimientos es una herramienta que puede resultar muy útil en aquellos casos en los que resulte difícil recopilar la documentación requerida para aportarla en plazo.

Pedro Pablo Maestro.

Publicado en Gestión tributaria, Notificaciones | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

QUÉ ES LA REGLA DE LA PRORRATA EN EL IVA

calculator-428294

Podría decirse, de un modo poco técnico aunque bastante real, que la regla de prorrata es uno de los mayores quebraderos de cabeza para muchos sujetos pasivos de IVA.

En este artículo quiero ofrecer una visión general de lo que es la prorrata sin adentrarme en la enorme casuística que se puede generar.

Para entender su significado quizás debamos partir de la máxima que dice que únicamente es posible deducir las cuotas de IVA soportado cuando se realicen actividades que estén sujetas y no exentas de este impuesto.

Por lo tanto, si realizamos únicamente actividades que originan el derecho a deducir no debemos preocuparnos por la prorrata puesto que no nos afectará. Aplicaremos en este caso la deducción del 100% de las cuotas soportadas sin mayor problema.

Pero el tema se complica cuando realizamos distintas actividades y además algunas de ellas están exentas y otras no. En ese punto es en el que entrará en juego la prorrata.

La regla de prorrata es un mecanismo que se aplica por tanto a aquellos sujetos pasivos del impuesto que realicen actividades que generan el derecho a deducir (sujetas y no exentas) y simultáneamente otras actividades que no generen dicho derecho a deducir (sujetas y exentas).

¿Qué supondrá verse afectado por la regla de prorrata? Pues que no podremos deducirnos íntegramente las cuotas de IVA soportado, sino sólo un porcentaje que variará en cada caso según la regla de prorrata que apliquemos y según el porcentaje de actividades exentas o no exentas que realicemos.

CÓMO SE APLICA LA REGLA DE LA PRORRATA

Existen dos métodos de cálculo de la prorrata: la prorrata general y la prorrata especial.

PRORRATA GENERAL

Con la prorrata general aplicaremos el mismo porcentaje de deducción a todas las cuotas de IVA soportado.

Para calcular ese porcentaje tendremos que dividir el total de operaciones que dan derecho a deducir entre la totalidad de operaciones realizadas y el resultado multiplicarlo por cien. Si nos diera un resultado por ejemplo del 80%, sabemos que sólo podremos deducir el 80% de todas las cuotas de IVA soportado que tengamos.

PRORRATA ESPECIAL

En determinados casos utilizaremos la prorrata especial, bien porque optemos voluntariamente por ella en detrimento de la prorrata general o bien porque se den los supuestos para su aplicación obligatoria.

La utilización de esta prorrata especial supone dividir las operaciones realizadas en tres grupos a los que aplicaremos distinto porcentaje de deducción:

Bloque A) Deducción del 100% de las cuotas de aquellas operaciones destinadas exclusivamente a actividades con derecho íntegro a deducir;

Bloque B) En otro grupo no podremos deducir absolutamente nada de las operaciones que no dan derecho a deducir y por último

Bloque C) El tercer grupo estará formado por aquellas operaciones destinadas a ambas actividades y que por tanto sólo podremos deducir en parte, en cuyo caso aplicaremos el porcentaje de prorrata general que corresponda.

La prorrata especial es obligatoria en un supuesto muy concreto, cuando el montante total de las cuotas deducibles en un año natural por aplicación de la regla de prorrata general exceda en un 10 por ciento o más del que resultaría por aplicación de la regla de prorrata especial.

Otro tema a tener en cuenta es que durante el año aplicaremos (con carácter general) una prorrata provisional que se corresponderá con la definitiva del ejercicio anterior y si se trata del primer año aplicaremos un porcentaje que nosotros propondremos a la Agencia Tributaria. En cualquier caso, a final de año habrá que hacer la oportuna regularización calculando la prorrata definitiva con los datos que ya tendremos de todo el año.

Como se puede observar es un mecanismo complejo que obliga a la llevanza de una contabilidad muy ordenada para calcular correctamente los porcentajes de deducción oportunos.

 

Pedro Pablo Maestro

Publicado en IVA, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Deducción del IVA previo al inicio de una actividad

En estos tiempos que corren por fortuna aún quedan valientes que se embarcan en la apasionante aventura de poner en marcha un negocio.

Todos los que han iniciado o están iniciando una actividad económica habrán comprobado que lo habitual es que en los primeros momentos se tenga que acometer una importante inversión para dotar al negocio naciente de los medios necesarios para que arranque con cierta solvencia.

Pues bien, muchos de estos gastos necesarios para arrancar un negocio tienen que hacerse frente incluso con carácter previo al inicio de la actividad. Podemos pensar en compra de mobiliario, registro de dominios, creación de web, gastos de asesoramiento previo, acondicionamiento del local alquilado y así una larga lista de gastos que habitualmente tenemos que afrontar con anterioridad a darnos de alta en la actividad correspondiente.

Y es en este punto cuando debemos preguntarnos, ¿qué hacemos con el IVA de todos esos gastos previos? ¿Podemos deducirlo?

Si nos atenemos a lo que estrictamente dice la Ley, sólo quien es sujeto pasivo puede deducirse las cuotas de IVA soportadas (artículo 92 de la Ley del IVA) y el carácter de sujeto pasivo se adquiere precisamente con el desarrollo de una actividad económica, que nos obliga asimismo a presentar una declaración censal de alta comunicando el inicio de la misma.

Esto nos llevaría a la situación de no poder deducir ningún gasto previo al inicio de la actividad. Sin embargo la Ley del IVA nos ofrece una vía para salvar esa prohibición y es la de presentar una declaración censal con carácter previo al inicio de la actividad. Presentando esa declaración (modelos 036 o 037) estamos comunicando a la Agencia Tributaria que tenemos la intención de iniciar una actividad pero aún no lo hemos hecho. De ese modo se nos permitirá deducir las cuotas de IVA de todos aquellos gastos que tengamos que afrontar con carácter previo.

Eso sí, una vez que iniciemos de modo efectivo nuestra actividad, estamos obligados a presentar una nueva declaración censal comunicando la fecha de inicio de la actividad y a partir de ese momento podremos incluir en nuestras declaraciones de IVA (modelo 303) ese IVA soportado con carácter previo.

Por tanto cuando se toma la decisión de iniciar una actividad es muy conveniente antes de acometer ningún gasto presentar la oportuna declaración censal con carácter previo al inicio de la misma para poder garantizarnos la deducción del IVA de esos gastos iniciales.

Pedro Pablo Maestro.

Publicado en IVA | Deja un comentario

Calendario del contribuyente 2016

El año nuevo que está empezando a dar sus primeros pasos viene cargado de novedades en materia fiscal. Desde el 1 de enero entran en vigor muchas medidas que ya fueron aprobadas en la reforma fiscal de finales de 2014 relativas, por ejemplo, a dos de los pilares del sistema tributario español: el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el Impuesto de Sociedades.

Sin ir más lejos, la rebaja de determinados tipos de retenciones comenzará a notarse ya desde el día uno de enero de 2016. Rebaja que por su importancia merecerá un artículo detallado.

Pero antes de desgranar todas estas novedades se hace necesario saber cuáles son las fechas a tener en cuenta para hacer efectivo el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

A estos efectos la Agencia Tributaria ha publicado en su página web el Calendario del Contribuyente, al cual podéis hacer acceder pinchando aquí.

Los plazos para la presentación de las declaraciones trimestrales o mensuales no varían de lo que viene siendo habitual en los últimos años, destacando que este año coincide el día 1 de febrero (lunes) como fin del plazo de presentación de los pagos fraccionados de IRPF, la declaración trimestral de IVA (todo ello del 4º trimestre de 2015 o de diciembre si la declaración es mensual) así como los resúmenes anuales de IVA y retenciones, como más destacados.

La campaña de renta comenzará este año el día 6 de abril abriéndose el plazo de presentación por Internet del borrador y de las declaraciones de Renta y Patrimonio 2015.

Esa misma campaña de renta finalizará el día 30 de junio (martes) si bien cuando las declaraciones resulten a ingresar y se domicilie en cuenta su importe, el límite será el 25 de junio (jueves).

Cabe destacar también que la Agencia Tributaria ha puesto a nuestra disposición un ICalendar que permite enlazarlo con nuestro gestor de calendario personal (como podría ser el de Google, por ejemplo) para tener sus fechas insertadas en nuestros dispositivos.

En el margen izquierdo de este blog he dejado un enlace con carácter permanente al calendario del contribuyente elaborado por la Agencia Tributaria para poder consultarlo en cualquier momento.

Publicado en Declaraciones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La importancia de revisar el borrador de la declaración de la renta

Es necesario que revise el borrador, ya que la Agencia Tributaria siempre puede comprobar posteriormente la declaración presentada, teniendo en cuenta otros datos que pueda conocer con posterioridad”. Esta frase que aparece en todos los borradores que elabora y remite la Agencia Tributaria para la Declaración de la Renta advierte de un riesgo real y mucho más habitual de lo que pudiera parecer, con consecuencias que pueden resultar muy gravosas para los confiados contribuyentes.

Cada año la Agencia Tributaria elabora una gran cantidad de borradores que simplifican en gran manera la presentación de las declaraciones. Este sistema que se implantó hace ya unos cuantos años ha supuesto un enorme avance eliminando la necesidad de tener que confeccionar declaraciones para una gran cantidad de contribuyentes cuya totalidad de datos fiscales constan en la base de datos de la Administración. De este modo es la propia Agencia Tributaria quien elabora una propuesta de declaración que bastará con ser comprobada y, si es correcta, confirmada. Pero no es más que eso: una propuesta.

Los propios tribunales de justicia vienen entendiendo que la confección del borrador de declaración constituye un “servicio de asistencia prestado por la Agencia Tributaria a los contribuyentes, remitiéndose a efectos meramente informativos y sin que dicha remisión exima a los interesados de la obligación de declarar la información sobre ingresos y otros datos de trascendencia tributaria” (véase la Sentencia TSJ Castilla y León de 23 de marzo de 2012).

Esto supone que la responsabilidad de confirmar un borrador erróneo recae en principio en el contribuyente y podría terminar derivando incluso en el inicio de un procedimiento sancionador.

Por ello ante la recepción del borrador se hace absolutamente necesario realizar un examen del mismo para comprobar, por una parte, que los datos incluidos en el mismo son correctos y por otra parte asegurarse de que no haya datos declarables que no aparezcan.

La Agencia Tributaria confecciona los borradores utilizando los datos que a ella le constan procedentes de diversas fuentes, como por ejemplo las declaraciones informativas presentadas por los retenedores, los datos comunicados por las entidades bancarias o información recibida de organismos públicos: subvenciones o valores catastrales, entre otros. Pero así y todo no podemos confiarnos y dar por válidos estos datos sin comprobarlos, puesto que podría ser que se hubieran comunicado datos erróneos, como por ejemplo que la empresa para la que trabajamos no haya declarado correctamente nuestros rendimientos del trabajo o que figuremos en el catastro como únicos titulares de un inmueble del que realmente sólo somos propietarios de la mitad, ejemplos ambos por desgracia bastante habituales.

Pero además, cualquier otro dato del que la Agencia Tributaria no tenga constancia previa no estará incluido en el borrador. Ejemplos de este tipo podríamos dar muchos, especialmente datos personales referidos a matrimonios, divorcios, nacimientos de hijos  y un gran número de situaciones que la Agencia Tributaria inicialmente desconoce.

¿Qué puede suceder si confirmamos un borrador erróneo? Pueden darse dos casos, que el borrador confirmado suponga un perjuicio para la Agencia Tributaria (hemos pagado menos de lo que realmente correspondía o hemos solicitado una devolución superior). En estos casos estaremos expuestos a que se produzca una comprobación posterior por parte de la Administración que finalice con una liquidación provisional teniendo que abonar la diferencia no pagada con sus correspondientes intereses e incluso podría finalizar con la imposición de una sanción. Si en cambio la confirmación del borrador ha supuesto un perjuicio para el contribuyente, en este caso será preciso iniciar un procedimiento de rectificación de la declaración de la renta, con lo que ello supone en cuanto a tiempo de tramitación, así como la mayor o menor dificultad de demostrar el error producido.

Por todo esto es por lo que siempre recomiendo no precipitarse a la hora de confirmar el borrador y comprobar que todos los datos sean correctos, teniendo en cuenta además que la Agencia Tributaria tiene habilitado un fácil sistema para poder modificarlo y presentarlo correctamente.

Publicado en IRPF | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Calendario de la Declaración de la Renta 2014

Renta 2014

Ya está aquí, como cada año aproximadamente por estas fechas, la campaña de la Declaración de la Renta. Una declaración que pese a que aún no le resulta de aplicación las medidas aprobadas en la reciente reforma fiscal del pasado mes de noviembre, sí que es cierto que incluye ciertas novedades de calado en relación con la declaración del ejercicio 2013.

En lo referente al calendario de la campaña de la Renta 2014, este año vemos que se sigue profundizando en la tendencia de los últimos ejercicios de adelantar el inicio de la campaña en lo que a la presentación de la declaración se refiere, hasta el punto de adelantarlo hasta el día 7 de abril e igualando los plazos entre declaración y borrador. Bien es cierto que esa equiparación de plazos entre ambos modos de presentación ha provocado que el inicio de confirmación de borradores se inicie por contra una semana después a la campaña del año pasado.

Lo que sí que se observa nítidamente es una apuesta por favorecer la presentación de las declaraciones por vía telemática o electrónica en detrimento de la tradicional presentación presencial en papel. Ya el ejercicio pasado fue el primero en el que se eliminaron los impresos que se vendían en estancos y en las propias oficinas de la Agencia Tributaria y la particularidad de este año es que quien opte por la presentación telemática puede hacerlo prácticamente un mes antes de quien opte por la presentación en papel.

Teniendo en cuenta todas estas especialidades, el plazo general de la campaña comienza el día 7 de abril y finaliza el día 30 de junio.

Ahora pasaré a esquematizar estos plazos diferenciando las distintas opciones de presentación de la Renta.

PRESENTACIÓN DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

Distinguiremos según el modo de presentación de la declaración.

A) Presentaciones de la declaración por vía telemática:

  • El plazo general para presentar la declaración, tanto positivas como negativas es del 7 de abril al 30 de junio .
  • Si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 25 de junio.

B) Presentaciones de la declaración de modo presencial en papel:

  • El plazo es más corto para presentar por este medio las declaraciones, sea cual sea su resultado: del 11 de mayo al 30 de junio.
  • Igualmente si la declaración resulta positiva (a pagar) y se opta por domiciliar el pago, el plazo se acorta hasta el 25 de junio.

BORRADOR DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia por internet con el cual poder sacar el borrador de la declaración es del 7 de abril al 30 de junio.

A) Confirmación del borrador:

A.1) Si el borrador resulta a pagar:

  • Una vez que tenemos el borrador, el plazo para confirmarlo si se hace por vía telefónica, por internet, banca electrónica y en definitiva cualquier método de presentación no presencial es del 7 de abril al 30 de junio.
  • El plazo para confirmar el borrador si se presenta en papel en entidades bancaias es del 11 de mayo al 30 de junio.
  • En ambos casos, si se domicilia el pago, los plazos se acortan hasta el 25 de junio.

A.1) Si el borrador resulta una cantidad a devolver o negativa

  • Si se confirma por vía telefónica, por internet, por SMS, por cajero automático o por banca electrónica es del 7 de abril al 30 de junio.
  • Si se hace en papel de modo presencial el plazo es del 11 de mayo al 30 de junio.

B) Modificación del borrador

  • Se podrá instar la modificación del borrador por internet o telefónicamente desde el 7 de abril al 30 de junio.
  • Si se hace presencialmente en las Oficinas de la Agencia Tributaria, el plazo para solicitar la cita previa comienza el día 6 de mayo, si bien el servicio de atención en estas oficinas estará disponible desde el 11 de mayo al 30 de junio.

DATOS FISCALES PARA EFECTUAR LA DECLARACIÓN DE LA RENTA:

  • El plazo para obtener el número de referencia con el cual visualizar los datos fiscales para confeccionar la declaración es del 7 de abril al 30 de junio.

CITA PREVIA:

  • El plazo para solicitar cita previa con la Agencia Tributaria para confeccionar la Declaración de la Renta o modificar el borrador es del 6 de mayo al 29 de junio.
  • El servicio de confección de declaraciones y modificación de borradores estará en funcionamiento del 11 de mayo al 30 de junio.

DESCARGA DEL PROGRAMA DE AYUDA PADRE:

  • El programa PADRE para la confección de la declaración se puede descargar desde la página web de la Agencia Tributaria a partir del 7 de abril.
Publicado en IRPF | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La eliminación de las reducciones de las ganancias patrimoniales por la transmisión de inmuebles en la reforma fiscal

Una de las medidas que más repercusión económica va a tener en la próxima reforma fiscal que se está tramitando actualmente es, sin duda, la que afecta a las ganancias patrimoniales, en concreto a la eliminación de determinados beneficios fiscales que venían minorando el importe de las mismas.

Centrándonos en la tributación concreta de la transmisión de inmuebles, ésta va a sufrir una modificación de gran calado al eliminarse de golpe tanto la corrección monetaria como los coeficientes de abatimiento.

Voy a explicar brevemente en qué consisten ambos y se podrá comprobar de un modo claro la repercusión que va a tener su supresión.

La corrección monetaria supone que para el caso de transmisiones de inmuebles no afectos a actividades económicas, el valor de adquisición es corregido mediante la aplicación de un coeficiente que varía en función del año en que fue adquirido el inmueble. Este coeficiente pretende en principio corregir el efecto de la inflación. Aquí se puede ver la tabla aplicable a las transmisiones que se realicen durante este año 2014 donde se detalla el coeficiente que se aplicará al valor de adquisición del inmueble según el año en que fue adquirido:

ScreenClip[2]

Pero además de este coeficiente corrector actualmente se mantiene un beneficio que va también a desaparecer en la próxima reforma del Impuesto sobre la Renta, se trata de los llamados coeficientes de abatimiento.

Estos coeficientes suponen una disminución de la ganancia patrimonial derivada de la transmisión de bienes inmuebles no afectos a actividades económicas que fueron adquiridos antes del 31 de diciembre de 1.994.

Para su aplicación se utiliza el siguiente método: se toma como periodo de permanencia el número de años (redondeado por exceso) existente entre la fecha de adquisición (siempre anterior al 31 de diciembre de 1.994) y el 31 de diciembre de 1.996. Una vez que sabemos el periodo de permanencia, la reducción que se aplica a la ganancia patrimonial es la de un 11,11% por cada año de permanencia que exceda de dos, pero esa reducción no se aplica sobre la totalidad la ganancia obtenida sino sólo sobre la parte de la misma que corresponde al periodo entre la fecha de adquisición y el 19 de enero de 2006. Por tanto la parte de ganancia generada a partir del 20 de enero de 2006 tributa plenamente.

La acumulación de ambos métodos reductores (la corrección monetaria sobre el valor de adquisición y los coeficientes de abatimiento) hacía que en la actualidad la tributación de la ganancia obtenida por la transmisión de un inmueble pudiera obtener una importante rebaja.

Pues bien, en la reforma fiscal tal como actualmente se está tramitando está prevista la eliminación tanto de ambos y además se pretende aplicar con carácter retroactivo, es decir a las transmisiones que se realicen a partir de la entrada en vigor de la reforma (que se espera que sea el 1 de enero de 2015) sea cual sea su fecha de adquisición.

Por tanto resulta previsible y en términos fiscales altamente recomendable que de aquí a final de año se produzca un aumento de las transmisiones de inmuebles para beneficiarse de la aplicación tanto de la corrección monetaria como de los coeficientes de abatimiento. Las diferencias pueden llegar a ser enormes. Recomiendo a todo aquel que tenga previsto la transmisión de un inmueble a corto plazo que haga los cálculos con y sin la aplicación de estas reducciones y lo podrá comprobar con mucha más claridad.

En cualquier caso no hay que olvidar que estamos hablando de un proyecto de Ley que a fecha de la publicación de este artículo aún se está tramitando y que por tanto podría sufrir alguna modificación, aunque todos los indicios apuntan a que en esta materia la decisión es bastante firme.

Publicado en IRPF | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario