Borrador de la Renta

Ya se puede decir que estamos en plena campaña de la Renta.

Aunque hasta el mes de mayo no se puede presentar la declaración en sí, ya es posible solicitar los datos fiscales y confirmar los borradores que nos envía Hacienda.

Tal como digo todos los años, voy a insitir otra vez que hay que tener mucho cuidado con estos borradores. En muchas ocasiones contienen datos erróneos o simplemente faltan datos, lo que puede llevarnos a que hagamos una declaración incorrecta.

Hay que tener en cuenta que el borrador no es más que eso: un mero borrador de la Declaración, que está hecho a partir de los datos que le consta a la Agencia Tributaria. Pero la responsabilidad de realizar correctamente la declaración es de los contribuyentes, por eso nos advierten que revisemos esos datos y si no son correctos o están incompletos debemos comunicarlo antes de confirmarlo, o bien hay que esperarse y hacer la declaración correctamente sin utilizar ese borrador.

A título de ejemplo, voy a mencionar algunos de los casos en los que he observado que en ocasiones se cometen errores en los datos fiscales y que hay que revisar con especial atención:

La titularidad de los inmuebles: En el borrador deben figurar los inmuebles de los que somos propietarios con todos sus datos catastrales, pero en ocasiones he comprobado que el inmueble viene a nombre sólo de un titular aunque el piso tenga más propietarios. Eso pasa a veces debido a que en el catastro figura un solo titular catastral, aunque realmente haya más propietarios. Lo he visto en casos de matrimonios y más habitualmente en supuestos de inmuebles con más titulares, como por ejemplo, pisos adquiridos por herencia entre varios hermanos. Hay que estar muy atento en estos casos, puesto que es un error bastante habitual.

Las cuentas corrientes y cualquier otro rendimiento del capital mobiliario: En los datos fiscales que nos mande Hacienda, esos rendimientos figurarán a nombre de quien sea titular de la cuenta en el Banco. Pero hay que tener en cuenta que, por ejemplo, en caso de matrimonios en régimen de gananciales, si esos rendimientos son gananciales, realmente corresponderá declararlos a los dos cónyuges, aunque la cuenta esté a nombre de uno solo de ellos .

Préstamos hipotecarios: En ocasiones figuran los pagos efectuados en un préstamo que es para la adquisición de la vivienda, pero no está aplicada su deducción en el borrador. También sucede cuando se ha hecho una ampliación del préstamo o se ha llevado la hipoteca a otra Entidad. En esos casos, al cambiar el número de préstamo que veníamos declarando, a Hacienda no le consta que el nuevo sea también para la adquisición de la vivienda y no lo tiene como tal.

Retenciones de profesionales: Muchas veces no figuran retenciones que supuestamente nos han practicado. Eso puede deberse a que el empresario que tenía que haberla declarado en su día no lo hizo o bien hubo un error en su declaración del resumen anual de las retenciones.

– Este año ya se ha reconocido que se están produciendo problemas con la deducción de los 400 euros, que en muchos casos no se están incluyendo correctamente en los datos fiscales.

Todo lo anterior sirva de ejemplo para recalcar que es muy importante revisar los datos fiscales y los borradores antes de aceptarlos como válidos.

Si no lo hacemos y luego descubrimos que hay algún error, en el mejor de los casos nos tocará hacer una declaración complementaria para regularizar la situación, si no es la propia Agencia Tributaria quien se nos adelanta y nos revisa ella misma la declaración.

Print Friendly
Esta entrada fue publicada en IRPF y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario