Novedad: Aumenta la cuantía para pedir aplazamientos a la Agencia Tributaria sin necesidad de aportar garantías

El día 1 de mayo ha entrado en vigor una Orden del Ministerio de Economía y Hacienda que eleva la cuantía para solicitar aplazamientos de deudas a la Agencia Tributaria sin tener que aportar garantías de 6.000 a 18.000 Euros.

Hasta ahora, el límite era de 6.000 Euros. Cuando alguien quería un aplazamiento de una deuda tributaria que superara dicha cantidad, era necesario que aportara una garantía que cubriera el importe de dicha deuda, sus intereses y además un 25% de ambas partidas. Garantías tales como un aval bancario o un depósito o un bien inmueble, por ejemplo.

Pues bien, después de bastantes años sin que se modificara ese límite de 6.000 Euros, por fin se ha adoptado la decisión de elevar esa cuantía hasta los 18.000 Euros, lo cual va a tener una gran repercusión para un elevado número de contribuyentes que necesitan solicitar un aplazamiento o fraccionamiento para poder pagar con cierta tranquilidad (y más en la situación económica actual).

A partir de ahora, cuando la deuda sea inferior a 18.000 Euros, no será necesario aportar aval ni ningún otro tipo de garantía para que nos concedan el aplazamiento, algo que dificultaba enormente la concesión de los mismos, puesto que en muchas ocasiones al contribuyente le resultaba imposible conseguir dicho aval y se veía obligado a solicitar dispensa de garantías, la cual podía concederse o no.

Considero que es una medida que se debía haber adoptado hace tiempo, puesto que desde el año 2003 no se había actualizado dicha cuantía y ésta ya había quedado obsoleta. Pero ojo, esta medida afectará a todas las solicitudes de aplazamiento que se presenten con posterioridad al 1 de mayo. Quien tenga presentada una solicitud de aplazamiento con anterioridad a dicha fecha y aún no esté resuelta, seguirá teniendo la obligación de aportar garantía. Habría sido deseable que en estos casos también se hubiera aplicado esta Orden. Esperemos que con esos contribuyentes se tenga cierta condescendencia a la hora de acordar los aplazamientos con dispensa de garantías.

Algo que es importante tener en cuenta es que esta medida sirve tanto para las deudas que estén en periodo voluntario como para aquellas que ya estén en vía ejecutiva.

En definitiva, lo considero una decisión acertada, aunque en mi opinión llega algo tarde y espero que esto facilite a muchos contribuyentes la posibilidad de obtener aplazamientos en momentos de falta de liquidez.

Print Friendly
Esta entrada fue publicada en Recaudación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario