Apuntes sobre los nuevos tipos de IVA

Se acaba de aprobar la última (por el momento) subida de los tipos de IVA, una medida que, como cabe esperar, previsiblemente va a afectar de un modo muy negativo al consumo. Precisamente los efectos negativos sobre el consumo se agudizan si tenemos en cuenta que esta es la segunda subida de los tipos de IVA que se produce en España en los últimos dos años. La anterior fue en el año 2010 con el Real Decreto-Ley 6/2010 de medidas para el impulso de la recuperación económica, que entró en vigor el día 1 de julio de 2010. En aquel entonces se elevó el tipo general del 16% al 18% y el reducido del 7% al 8%, lo que significa que de un modo acumulado, el tipo general de IVA ha pasado en nuestro país del 16% al 21% en un plazo de dos años (cinco puntos porcentuales más) y el reducido del 7% al 10% (tres puntos más).

La reforma se ha articulado a través del Real Decreto-Ley 20/2012 de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, cuya entrada en vigor para estas medidas fiscales será el día 1 de septiembre de 2012.

Vamos a explicar cómo queda el nuevo esquema del IVA con esta reforma y a qué productos y servicios afecta.

Como sabemos, hasta ahora teníamos tres tipos de IVA diferenciados: un tipo general (18%), un tipo reducido (8%) y uno superreducido (4%).

Con la reforma aprobada se mantiene este mismo esquema, si bien el tipo reducido se eleva al 10% y el general al 21%. Únicamente el tipo superreducido se mantiene inamovible en el 4%.

TIPO SUPERREDUCIDO (4%)

No se modifica este tipo de IVA para los bienes y servicios que figuran enumerados en al artículo 91.Dos de la Ley del IVA, entre los que cabe destacar:

  • Los productos básicos como el pan, harina, huevos, leche, quesos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales.
  • Los libros, periódicos y revistas.
  • Los medicamentos para uso humano, sustancias medicinales y productos intermedios utilizados en su obtención.
  • Los vehículos destinados para personas con movilidad reducida.
  • Las prótesis e implantes internos para personas con minusvalía.
  • Los servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, centro de día y de noche y atención residencial.
  • Las viviendas calificadas administrativamente como de protección oficial de régimen especial o de promoción pública, con los requisitos que se establece en el citado artículo.

Algo a tener en cuenta es que la adquisición de la vivienda habitual, que hasta ahora venía tributando al 4%,, tal como se fijó en la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto 20/2011, a partir del 1 de enero de 2013 pasará a tributar por el nuevo tipo reducido: 10%.

TIPO REDUCIDO (10%)

Junto con la subida de dos puntos (del 8 al 10), la principal novedad referente a este tipo es que dejan de pertenecer a este grupo varios bienes y servicios que a partir del día 1 de septiembre tributarán al nuevo tipo general (21%), lo cual supondrá para los mismos un enorme aumento de 13 puntos porcentuales.

Concretamente, se eliminan del tipo reducido y pasarán a tributar al tipo general (21%):

  • Las flores y plantas ornamentales.
  • Los servicios mixtos de hostelería (discoteca,  espectáculos, etc.)
  • Entradas a teatros, circos, cines, parques de atracciones, conciertos y otros espectáculos.
  • Servicios prestados por artistas, directores y técnicos personas físicas.
  • Servicios prestados a personas físicas que practiquen el deporte o la educación física.
  • Servicios funerarios.
  • Servicios de peluquerías.
  • Asistencia sanitaria, dental y curas termales
  • Servicios de radiodifusión y servicios de televisión digital.
  • Adquisición de obras de arte.

El resto de supuestos previstos en el artículo 91. Uno de la Ley del IVA permanece con el 10% de IVA.

TIPO GENERAL (21%)

Este tipo afecta a todos los bienes y servicios no incluidos en ninguno de los grupos anteriores.

La principal novedad, aparte de la subida del tipo es que como ya hemos dicho, hay una serie de bienes y servicios (todos los que acabamos de reseñar) que van a pasar automáticamente de un tipo de IVA del 8% al nuevo tipo general del 21%.

Es importante reseñar que pese a los rumores que presagiaban que la medida entraría en vigor inmediatamente, finalmente lo hará el día 1 de septiembre, lo cual supone un alivio sobre todo para sectores como el turismo para el que podría haber supuesto una auténtica debacle la imposición de esta medida en plena campaña turística de verano. Por lo tanto será a partir del día 1 de septiembre cuando habrá que facturar ya con los nuevos tipos de IVA.

En relación con esto es importante recalcar la importancia de aplicar correctamente el principio del devengo para determinar qué tipo de IVA se debe aplicar a cada operación, sobre todo en aquellos supuestos en los que suelen surgir dudas, como son los casos de pagos anticipados, pagos periódicos o casos en los que haya que emitir facturas rectificativas, a fin de evitar una incorrecta aplicación del tipo y evitar problemas.

Por último reseñar que también se han elevado los tipos del régimen especial del recargo de equivalencia, que pasarán del 4% al 5,2% para el tipo general y del 1% al 1,4% para el tipo reducido. El resto de tipos no sufre variación.

Es aún pronto para saber qué consecuencias va a tener esta nueva subida de tipos, aunque pocas conclusiones positivas se adivinan salvo el lógico aumento de la recaudación puesto que no cabe duda que esta medida va a retraer aún más si cabe el consumo con las terribles consecuencias que ello está suponiendo tanto para las empresas como para los particulares.

Print Friendly
Esta entrada fue publicada en IVA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

0 Respuestas a Apuntes sobre los nuevos tipos de IVA

  1. Amparo dijo:

    Gracias Pedro, muy interesante e ilustrativo tu articulo.

  2. Anaragón dijo:

    Muchas gracias por tu articulo, muy bien explicado.

Deja un comentario