Las retenciones de los profesionales en el impuesto sobre la renta

Últimamente se está hablando de la posibilidad de modificar el sistema de las retenciones de los profesionales en el IRPF para adecuarla en cuanto a su tipo en función de los ingresos que obtengan, por lo que quizás es un buen momento para recordar cuál es la regulación actual.

La cuestión de las retenciones de los profesionales en el Impuesto sobre la Renta es un tema que habitualmente ha venido generando controversia por el hecho de que se aplica de un mismo porcentaje de retención a todos los profesionales con independencia de la cuantía de sus ingresos y sin tener en cuenta ninguna otra circunstancia como podrían ser sus gastos soportados.

En nuestro sistema tributario vigente, las retenciones de los profesionales aparecen reguladas en el capítulo II (Pagos a cuenta) del Título 11 (Gestión del Impuesto) de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como en el Título VII del propio Reglamento del Impuesto.

El Real Decreto 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad supuso un punto de inflexión en cuanto a la cuantía de las retenciones de los profesionales. Con una farragosa redacción de disposiciones transitorias y adicionales, el Real Decreto eleva la el porcentaje de retención de los profesionales del 15% que se venía aplicando hasta ese instante al 19%, si bien ese porcentaje aún no se ha llegado a aplicar puesto que el mismo Real Decreto se estableció un periodo transitorio para los años 2012 y 2013 durante los cuales el tipo se eleva hasta el 21% actual. Posteriormente, la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014 prorrogó esta medida durante un año más, el 2014, lo que significa que, a efectos prácticos desde el día 1 de septiembre de 2012 la retención general aplicar sobre estos rendimientos es del 21%, sabiendo, eso sí, que salvo que se produzca de aquí a entonces alguna nueva modificación normativa (que no sería de extrañar), a partir del 1 de enero de 2015 el porcentaje pasará a ser del 19%.

Existe una excepción al tipo general de retención y es aquella que se aplica a las personas que inicien el ejercicio de una actividad profesional. En este caso el tipo de retención es del 9% durante el ejercicio en que se den de alta y en los dos siguientes. Existe un requisito indispensable para acogerse a ese tipo reducido y es que no se haya ejercido actividad profesional alguna en el año anterior a la fecha de inicio de su actividad.

Anteriormente, este tipo reducido era del 7% y el Real Decreto 20/2012 que he mencionado anteriormente lo elevó al 9%, aunque en este caso no tiene carácter transitorio, por tanto aunque en el año 2015 la retención general pasará del 21% al 19%, esta retención del 9% permanecerá invariable.

Existe una obligación aneja para todo aquellos que pretendan acogerse a esta retención reducida por inicio de actividad y es que deben comunicar esa circunstancia por escrito y firmada al pagador, que es realmente quien debe aplicar la retención. Este dato es muy relevante y cualquier pagador a quien se le manifieste que alguien se encuentra en ese supuesto debería exigir y guardar esa comunicación por escrito para evitar problemas con la Administración Tributaria en un futuro.

Como he comentado anteriormente, en estos casos de retenciones a profesionales el porcentaje se aplica sobre los ingresos íntegros sin tener en cuenta los gastos que haya tenido ese profesional. Esta es quizás la perversión del sistema, que no grava con igual criterio a todos los profesionales, ya que el porcentaje de retención será el mismo sean cuales sean sus rendimientos netos. Puede darse el caso, nada extraño por otra parte, que un profesional llegue a tener en un periodo determinado rendimientos negativos (más gastos que ingresos) y pese a ello seguir soportando una retención del 21% sobre cualquier ingreso que obtenga, pese a que probablemente su tipo medio de gravamen al final del ejercicio vaya a ser muy inferior.

Estaremos atentos si al final se produce o no la modificación del sistema de retenciones a los profesionales, la mayoría de los cuales se han visto muy perjudicados en estos duros años de crisis económica viendo como por una parte se han reducido drásticamente sus ingresos, mientras que por otro lado se les está reteniendo un porcentaje mucho mayor sobre ellos.

Print Friendly
Esta entrada fue publicada en IRPF y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Las retenciones de los profesionales en el impuesto sobre la renta

  1. Estefanía dijo:

    Muchas por la información. Por favor, ¿sería tan amable de resolverme unas dudas? He estado trabajando como teleoperadora, con contrato mercantil, no me dijeron nada de tener que darme de alta como autónomo, pero me dijeron que había una retención, la cual me devolverían en la Renta, la cuestión és que en el borrador de la misma, en el resumen de retenciones sí que aparecen las cantidades que me han retenido, pero en el cálculo de la Renta, no aparece, ¿qué tengo que hacer? ¿tengo que pedir una cita en AEAT para que me lo modifiquen? ¿puedo solicitar la devolución de esas retenciones? Muchas gracias, un saludo.

Deja un comentario