AMPLIACIÓN DEL PLAZO PARA ATENDER REQUERIMIENTOS DE LA AGENCIA TRIBUTARIA

documentos-papel_19-127070Una de las situaciones que más miedo suele provocar a los contribuyentes es, sin duda, recibir una notificación de la Agencia Tributaria y ello con independencia de que se esté al corriente con todas las obligaciones tributarias.

En ocasiones estas notificaciones son requerimientos de los departamentos de Gestión Tributaria para que se aporte determinada documentación en relación con un procedimiento de comprobación. Con esto se pretende que el contribuyente justifique los datos declarados en un determinado impuesto para comprobar que son correctos. Un ejemplo bastante habitual de este tipo de procedimientos son los requerimientos para justificar la deducción por adquisición de la vivienda habitual de la Declaración de la Renta.

Sobre el plazo para atender estos requerimientos es sobre lo que quiero hablar hoy.
Es habitual que el plazo que se nos ofrezca sea de unos DIEZ DÍAS HÁBILES. Este plazo no es aleatorio, trae su razón de ser en el artículo 87.4 del Reglamento general de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria (Real Decreto 1065/2007), que dice que el plazo no podrá ser inferior a diez días. ¿Esto significa que el plazo podría ser superior? Efectivamente, aunque no es lo habitual. Lo que está claro es que nunca podría ofrecerse al contribuyente un plazo inferior.
Si bien habrá quien no tenga dificultad en atender en plazo este requerimiento, también es cierto que en determinadas ocasiones puede resultar complicado obtener toda la documentación requerida en los días indicados (puede que no se disponga, por ejemplo, de los originales requeridos, como podría ser una escritura pública y se necesite tiempo para localizarla o solicitar un copia de la misma).

Para estos casos y con el fin de evitar que llegue la finalización del plazo otorgado sin que podamos atender debidamente el requerimiento, existe la posibilidad de solicitar la ampliación del plazo siempre que se cumplan determinados requisitos:
1º.- Que se solicite antes de los tres días previos a la finalización del plazo que se pretende ampliar.
2º.- Que se justifique la concurrencia de circunstancias que lo aconsejen y
3º.- Que no perjudiquen derechos de terceros.
Si se dan todas estas circunstancias se puede solicitar que el plazo se amplíe hasta un máximo de la mitad del inicialmente fijado. Es decir, que si el plazo inicial era de diez días, se ampliaría en otros cinco días hábiles más.

Una precisión importante respecto a esta solicitud es que si se cumple el plazo inicial fijado sin que se haya contestado expresamente a la solicitud del contribuyente, el plazo se entenderá automáticamente concedido. Únicamente se podría denegar si se notifica expresamente al solicitante antes de la finalización del plazo inicial (los diez días en el caso que estamos hablando).

Por tanto esta posibilidad de ampliar el plazo para atender requerimientos es una herramienta que puede resultar muy útil en aquellos casos en los que resulte difícil recopilar la documentación requerida para aportarla en plazo.

Pedro Pablo Maestro.

Print Friendly
Esta entrada fue publicada en Gestión tributaria, Notificaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario